Atraer El Éxito: La Fórmula Correcta

Por · Viernes, septiembre 3rd, 2010

“El éxito no sólo es visualizar, sentir, imaginarte con tu sueño realizado. Debes tomar acción y sobre todo ser constante y perseverante. Pasos cortos, pero firmes. Una pequeña meta a la vez, hasta ver realizados tus deseos”.

Todos deseamos tener éxito en nuestras vidas. No obstante, perdemos el objetivo. En este artículo te mostraré cómo llegar a ser más exitoso en todos tus proyectos.
A menudo, el éxito se escapa a muchos de las manos. Algunos buscan infructuosamente una olla de oro al final del arco iris, ponen su corazón en realizar sus sueños y sólo despiertan frustrados.

La decepción puede hacer pedazos a muchos. A menudo se preguntan, qué es lo que hicieron mal. Pueden tener una visión de sus sueños y objetivos a alcanzar, sin embargo esto, por sí sólo, no basta para generar una realidad.
Puedes  haber leído una gran cantidad de libros, seguido todas las reglas y visualizarte a ti  mismo como la persona de éxito que deseas ser. Tu visión puede ser muy clara y tus objetivos, correctos. La Biblia dice: “Sin visión la gente perece”. El problema es que estar imaginando el éxito solamente, no es suficiente.

¿Cuáles son tus sueños?
¿Qué esperanzas tienes para el futuro?
¿Has puesto por escrito lo anterior, alguna vez?

Suponiendo que  pudieras ser cualquier cosa que quieras, ir a donde quieras, ser lo que quieras, estar donde quieras. ¿Quién serías?, ¿Dónde vivirías? ¿Qué harías? ¿Has reflexionado en todo esto? Ahora es el momento de hacerlo.

Te sugiero que, ahora mismo, tomes unos momentos y escribas  la respuesta a estas preguntas.

Se tan específico como puedas y ve todo esto como si estuviera ocurriendo aquí y en este momento, como si fuera ya una realidad. Visualízalas y, sobre todo, siéntelas para que queden grabadas en tu mente.

Este es un ejercicio importante, no hagas trampas aquí.  Escribe las respuestas en una hoja de papel, o mejor aún, en una libreta. Puedes llamar a esto “Mis Metas Para El Éxito” o como tu desees.

Ahora, pregúntate:

-¿Qué tengo que hacer cada día y en qué orden, para realizar la vida que deseo?

-¿Qué necesito hacer para que mis sueños sean una realidad?

El primer paso es asegurarte que tu visión no está muy alejada de tu realidad actual. Primero, una meta pequeña, pero que te vaya acercando a tu Gran Sueño. Ten presente que por mucho que visualices, sientas y tomes acción las cosas no van a llegar mañana mismo. Se requieren paciencia, perseverancia y, sobre todo, acción. Esto no es una ‘píldora mágica’ ni un camino fácil que te llevará a la Ciudad Esmeralda. Alguien dijo alguna vez “el camino al éxito está lleno de golpes duros”, y esta, te guste o no, es la realidad.

Podrás lograr tus sueños sólo si de manera sistemática te preparas para recibirlos. Además debes creer firmemente que puedes recibirlos.

Henry Ford dijo:

“Si crees que puedes o crees que no puedes, en ambos casos, tienes razón”

Si en verdad crees que puedes alcanzar tus sueños, este es el momento para que comiences a planificar qué es lo qué vas a hacer, y que tus sueños de éxito sean realidad. No permitas que el miedo sabotee tus pensamientos. Si tienes fe podrás mover montañas. Sin embargo una montaña se mueve quitando una roca a la vez.
Esto requiere un plan y un orden. Los buenos deseos simplemente no te van a dar lo que buscas. Puedes tener una visión muy clara pero sin un buen plan de acción todo se quedará sólo en tu imaginación. .

De esta manera los pasos a seguir son

1- Tener un sueño grande, visualizarlo, sentirlo como si ya fuera una realidad.

2- Dividir ese sueño en metas fácilmente alcanzables.

3- Hacer un  Plan de Acción. Tus metas por escrito y con fechas en que deben estar realizadas,

4- El esfuerzo (acción). Diariamente hacer algo que te acerque más a tus metas y sueños.

Tienes que establecer metas para ti mismo. Yo sé que no es algo fácil y te confieso que, en lo personal, odio la idea de ponerme metas y fechas. Sin embargo, he aprendido que si quiero realizar algo en concreto, debo disciplinarme y ponerme metas y fechas. Creo que si quieres realizar todos tus deseos, vale la pena el esfuerzo.
¿Te visualizas delgado y sentado en la playa? Bueno, si lo que deseas es bajar de peso, soñar no va a hacer que suceda. Tienes que escribir tu meta para perder peso.

Ejemplo: Para lograr que mi sueño se haga realidad tengo que perder ____ kilos. Este es un buen comienzo. Ahora visualízate de pie, frente a un espejo con tu peso ideal. ¿A poco no te sientes bien?. Pruébalo en este momento.
Este es tu objetivo, sueño, visión. Ahora pregúntate ¿Qué tengo que hacer hoy para lograr este objetivo? ¿Sería razonable pensar en perder 10 kilos cada mes? ¿Es demasiado? ¿Qué tal cinco kilos al mes? ¿Puedes tomar la decisión de perder un kilo cada semana? ¡En un año perderías 52 kilos!. Y si te has propuesto perder dos kilos por semana, ¡en un año serían 104 kilos!

Lo que trato de decirte es que si divides un gran sueño en metas pequeñas y alcanzables y, si eres constante en cumplirlas, en un año, o menos, podrás ver realizado tu sueño. Puedes llegar a mover una montaña si cada día quitas una roca. Aquí tienes cómo hacerlo, lo demás depende de ti.
No hay nada místico o mágico en llegar a realizar tus sueños: visualiza tu sueño realizado, planifica y escríbelo, divídelo en pequeñas metas, haz algo cada día hasta que tu sueño sea una realidad. Te deseo el mayor de los éxitos.

Javier Freyría © 2010

Facebook: http://bit.ly/9kjrJ7

Comentarios

Por EDGAR JAVIER VILLALVA FUENTES El septiembre 7th, 2010 at 8:35 pm

SALUDOS:
ES UNA GRAN VERDAD LO QUE ACABO DE LEER, SIN SUEÑOS Y METAS NO LOGRARÉ NADA EN LA VIDA, QUISIERA GANAR DINERO PARA CUMPLIR MIS METAS, NO SE SI PUEDAS AYUDARME SUGIRIENDOME ALGO

Hola Javier, ¡inspirador y realista tu post!

La única persona tan ineficiente como un “soñador sin metas”, sin sistema; es un hacedor sin sueños. En ambos casos, la carencia de un componente anula la consecución de resultados.

Muchas veces vemos gente muy soñadora pero vuelan tan alto que no sólo no son realistas sino que además, simplemente no comienzan acción alguna para concretar ese sueños. Ese “dormir despiertos” los lleva a fracasar.

Al otro extremo de esta posición está el que convierte el trabajo en su objetivo.

Estos comienzan muchas cosas, pero como “no sueñan”, no se plantean objetivos más allá del accionar, les cuesta mucho trabajo conseguir resultados. Simplemente, no “sueñan” esos resultados y por tanto se les dificulta definir un objetivo.

La combinación de ambas posiciones “soñar-ponerse en acción” es sin dudas el camino adecuado.

Tus observaciones en el post son un excelente método para entender esa mecánica. ¡Gracias!

Saludos

Gracias Omar, por tu comentario y, de nuevo, felicidades por tu artículo sobre los Embudos De Marketing. Creo que lo principal en esta industria es compartir información valiosa entre los que formamos parte de ella. Un Abrazo.

Acabo de añadir a su página web a mis favoritos. Me gusta leer sus mensajes. Gracias!

Lo que es un buen puesto. Me encanta la lectura de estos tipos o artículos. Puedo? Esperar a ver lo que otros tienen que decir.

Gracias por tu comentario. Saludos

Thanks for your comment. Best wishes for Christmas and 2011.

Thanks for your comment I deeply appreciate it. Hope you have a very Merry Christmas and a wonderful 2011

Trackbacks

 

Escribe un Comentario